X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
Hoy es 27 de junio y se habla de ELCHE CF Sergio Pelegrín jORGE cORDERO edu albacar nino
GRUPO PLAZA

Victima de sus propios errores

El FC Barcelona no tuvo que mostrar su mejor versión para vencer a un Valencia CF que regaló tres tantos, algo que hizo imposible conseguir algo positivo. La poca ambición del Valencia CF y sus errores condenaron al equipo

20/03/2017 - 

VALENCIA. El Valencia CF se marchó de vacío de su visita a Barcelona, víctima de sus propios errores que permitieron al conjunto de Luis Enrique llevarse los tres puntos sin necesidad de mostrar su mejor versión ya que únicamente tuvieron que aprovechar los regalos defensivos del equipo de Voro que además tampoco se mostraron finos en ataque.

El combinado valencianista volvió a mostrar que cuando quiere es un equipo ordenado y peligroso, capaz de plantar cara a cualquier rival. En el Camp Nou, un gran escenario, volvió a mostrar la cara amable, esa que solo aparece en caso de necesidad extrema o frente a un ‘gran escaparate’ como pueden ser los duelos ante el Real Madrid o FC Barcelona.

Por este motivo, el Valencia CF le plantó cara al FC Barcelona en el primer acto. Voro planteó un partido utilizando las pocas armas de las que carece el combinado valencianista y sin excesivos lujos. El planteamiento era claro, balón para el Barcelona y el equipo cerrado atrás a la espera de un robo para salir rápido por medio de Cancelo y Munir, que fue la apuesta del técnico en lugar de Zaza.

Y el plan funcionó, pero únicamente los errores ofensivos del Valencia CF le privaron de una renta mayor. Como reconoció el propio Voro, para ganar en el Camp Nou hay que tener un nivel de efectividad alto de cara al gol y el Valencia no lo tuvo ya que necesitó hasta cuatro ocasiones claras para marcar el primer tanto.

Nada más empezar el encuentro un contraataque faltamente llevado por Cancelo que no asistió a Orellana, un buen disparo de Carlos Soler que sacó Ter Stegen y un mano a mano clarísimo de Munir que no terminó ni en disparo fueron los tres avisos del Valencia CF antes del gol de Mangala a la salida de un córner.

El gol, por su parte, hizo que el Valencia CF llevara su plan de partido al máximo exponente y dio, todavía, un paso más atrás para cederle más campo al Barcelona a la espera de poder conseguir matar el partido, pero el empate no se hizo mucho esperar en una jugada que no debería suceder en jugadores de primer nivel.

Garay, inexplicablemente, se despistó en un saque de banda de Neymar que se la puso a Luis Suárez dentro del área. El uruguayo, que es letal casi siempre, no falla cuando le dejan un balón franco ante el portero y esta vez no iba a ser diferente. Empate en el marcador y el Valencia que perdía todo lo recorrido.

Pero pocos minutos después llegó la ocasión que terminó prácticamente con el partido cuando Garay y Mangala no fueron capaces de retener a Suárez y únicamente el francés mediante un agarrón derribó al uruguayo. Penalti, gol y el Valencia CF con diez jugadores, en un golpe que parecía certero para los visitantes.

Dos errores claros y todo el trabajo de la semana y del primer tiempo quedaba reducido a ceniza justo antes de la aparición de Soler. El centrocampista, la gran noticia de la temporada, se inventó un pase magistral a Gayà que asistió a Munir para que marcara un gol que nadie esperaba ya que el Camp Nou todavía celebraba el gol de Messi.

Con el gol de Gayà terminó la primera parte, pero como sucedió tras el primer tanto de Mangala, el Valencia salió en el segundo tiempo a intentar no desaprovechar el punto que tenía en el marcador, pero ese aspecto solo duró ocho minutos, lo que tardó Alves en dejar libre el primer palo ante el disparo de Messi.

El gol del argentino dejó ya finiquitado el encuentro puesto que los futbolistas dieron la impresión de que ya no creían en poder empatar y quedaron a merced del Barça que pudo aumentar su diferencia mucho antes del minuto 88, cuando André Gomes se estrenó con la camiseta azulgrana.

Pese a la mejoría de la imagen del equipo, esto no es suficiente para sacar algo positivo del Camp Nou y deja a los de Voro con tres derrotas consecutivas fuera de casa, que se unen al empate ante el Sporting la pasada semana, un pobre bagaje para un equipo acostumbrado a pelear con los grandes y que parece que ahora se conforma con competir 45 minutos ante el Barcelona.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email