X AVISO DE COOKIES: Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Aceptar Más información
GRUPO PLAZA

opinión

Exigencia en el banquillo

Voro ha demostrado ser mucho mejor que sus antecesores, les ha pasado por la derecha, pero para un Valencia que compita por estar en Champions hace falta algo más...

21/04/2017 - 

VALÈNCIA. Voro ha sumado 34 puntos de 60 posibles, que son poco más de la mitad. Para conseguir la permanencia ha sido un sensacional entrenador. Son números que garantizan una vida tranquila en mitad de la tabla. Voro ha demostrado ser mucho mejor que sus antecesores, les ha pasado por la derecha, pero para un Valencia que compita por estar en Champions hace falta algo más.

El Mónaco, que hoy está de moda, entendió que Ranieri había acabado su ciclo una vez subió al cuadro monegasco a primera división y lo metió en Champions. Entendieron que para potenciar su proyecto y hacerlo competir en Europa era necesario a Leonardo Jardim y acertaron de pleno. 

El City entendió que la etapa de Pellegrini había finalizado y firmaron a Guardiola. El United entendió que había concluido la etapa de Van Gaal y firmaron a Mourinho. El PSG no ha parado de probar con técnicos para llegar lejos en Champions. Los grandes clubes siempre aspiran a más. No quiere decir que el trabajo de los antecesores fuera malo, sino que la exigencia es tan alta, que siempre van a tratar de hacer lo posible por mejorar. El Valencia debe seguir el mismo camino.

El objetivo de la temporada que viene no puede ser aspirar a volver a Europa. En el Valencia ya hay jugadores de nivel suficiente para disputar la Europa League. Lo que verdaderamente hace falta es un entrenador capaz de sacarles el mayor rendimiento posible y que con dos o tres refuerzos sea capaz de hacer que este equipo compita por estar en Champions. Para ello, haciendo poco más de la mitad de puntos en juego no es suficiente.

El valencianismo merece ya un entrenador que no sea un experimento. ¿Tan complicado es firmar a un técnico que conozca la liga española y que haya metido equipos en Europa? ¿Tan difícil es que un club como el Valencia firme un entrenador de ese perfil? Debería ser el mínimo exigido para entrenar al Valencia. Sin embargo, año tras año parece que está más y más barato el banquillo. 

Los primeros pasos para volver a ser un club potente se han dado. Ha nacido una dirección deportiva con un equipo de trabajo superior, al menos en cuanto a número, al que había antes. Ya hay un director general que sabe de qué va esto del fútbol. El siguiente paso, un entrenador contrastado. No puede ser tan difícil.

next

Conecta con nosotros

Valencia Plaza, desde cualquier medio

Suscríbete al boletín VP

Todos los días a primera hora en tu email